• Iveco

La UETR pide a la Comisión Europea que ponga los pies en el suelo

Frente a las nuevas exigencias de la Comisión Europea en materia de emisiones, la UETR recuerda que estas deben ir de la mano de la realidad y deben permitir a las empresas de transporte disponer de ellas, porque que se comercialicen de forma amplia, cumplan las necesidades de las empresas de transporte y sean asequibles para todos. Y ahora no lo son.

La UETR (Unión de Empresas de Transporte por Carretera, organización de transporte internacional de la que FENADISMER forma parte) pide a la Comisión Europea que mire la realidad no solo de las empresas de transporte, si no también de la tecnología disponible y de la realidad del mercado interior de transporte de la Unión Europea. Así, frente a las nuevas y más duras exigencias de reducciones de emisiones de camiones y furgonetas la UETR le recuerda a la Comisión Europea que las nuevas tecnologías, que podrían permitir esos márgenes de emisiones, tienen unos precios a los que la mayoría de las empresas de transporte no pueden hacer frente si no se coordina una política de ayudas, incentivos fiscales y financieros para su adquisición.

Pero, además, la UETR pone en duda que estas nuevas tecnologías, que ahora mismo no están disponibles de forma amplia, sean una solución eficiente y mejor que la actual para todas las empresas de la Unión Europea. Y es que, recuerda la organización internacional, que “los requisitos obligatorios en materia medioambiental deben estar en línea con los desarrollos tecnológicos disponibles de manera amplia, visible y generalizada en todo el sector.” Porque, continua la UETR exigir medios que no solucionen las necesidades de las empresas es un error.

Para la UETR hay otros problemas urgentes, algunos desatados por la propia pandemia, que hay también que enfrentar. Por un lado está el tema de la tarificación o peajes por uso de infraestructuras, tendencia en toda la UE que implica que “el que contamina paga” o el pago por uso. Pero usuarios también son otros tipos de vehículos, además de los camiones y también debe incluírseles en todo caso. Además de que la recaudación de las tarificaciones deben revertir en las propias empresas y en la mejora de las infraestructuras, algo que la legislación ahora mismo no tiene en cuenta.

También le preocupa, y mucho, a la UETR las condiciones de trabajo en el mercado interior: la competencia desleal es amplia y viene ejercida sobre todo por las diferencias de costes entre unos países y otros y las diferencias de precios sobre el transporte. Esta situación empobrece el mercado, rebaja la calidad del transporte, empeora las condiciones de trabajo de los conductores y pone en peligro tanto la supervivencia de las empresas como propia seguridad vial. Por lo tanto, es necesario una actuación que acabe con esta desarmonización entre los diferentes mercados que componen el mercado interior de la Unión Europea.

La pandemia por COVID19 además ha puesto de manifiesto dos cosas: la importancia del transporte de mercancías por carretera y las dificultades que a su correcto desarrollo ponen las diferentes políticas e interpretaciones de las normas. Para que no vuelva a ocurrir y se sepa como actuar en caso de contingencia, la UETR propone el desarrollo de una Plan de Contingencia para el Transporte de la Unión Europea.

  • Suscríbete a nuestro boletín

LO MÁS POPULAR

170 días de plazo de pago de las grandes empresas españolas

El Observatorio de Morosidad en alerta! Una media de 169 días de plazo de pago en el transporte, frente a los 60 días que exige la Ley

Fenadismer denuncia la euroviñeta catalana ante la Comisión Europea

FENADISMER ha planteado una reclamación ante la Comisión Europea en relación con la próxima aplicación de la euroviñeta en Cataluña

Mercedes-Benz presenta el Citan

Mercedes-Benz presenta el Citan, desarrollado sobre la base de un Renault Kangoo, pero con la intención de superar el concepto